Ley vivienda CDMX sustentable

Prometen viviendas dignas y sustentables en CDMX

La nueva Ley de Vivienda de la Ciudad de México brindará beneficios para el crecimiento de las edificaciones sustentables, dignas, innovadoras; y un mejor orden urbano.

Por Juan Carlos Machorro >  @juanmachorro y Andrea Peniche > @aneapt

La Asamblea Legislativa capitalina (ALDF) aprobó una nueva Ley de Vivienda -que sustituye a la promulgada en marzo de 2000- cuyo fin es garantizar a los habitantes de la Ciudad de México el acceso a viviendas dignas y promover una urbanización inclusiva y sostenible.

Su aprobación se da luego de la molestia y polémica que se suscitó por el supuesto intento del Gobierno capitalino para cobrar la plusvalía de los inmuebles. Sin embargo, tras un proceso de discusión, se decidió sustituir el término “plusvalía” por “concepto de mejoras” en el artículo 94; además de que quedó especificado que serán las inmobiliarias y no los particulares las que tendrán que realizar -en su caso- las aportaciones. 

Puntos importantes:

    • La nueva legislación establece que durante su primer año de gestión, la o el titular de la Jefatura de Gobierno deberá de enviar a la ALDF su Programa Sectorial de Vivienda.

 

    • La administración capitalina y el legislativo local tendrán que coordinarse para determinar medidas administrativas o legales que propicien el mejor aprovechamiento del suelo.

 

    • Se detalla que el Instituto de Vivienda (Invi), será la dependencia encargada de facilitar créditos a los ciudadanos de menores recursos o en condición de vulnerabilidad para la obtención de una casa.

 

    • Para ello, diseñará esquemas de financiamiento para la autoconstrucción y elaborará incentivos para que en las viviendas se adopten tecnologías para el aprovechamiento sustentable de recursos como el agua y la energía eléctrica.

 

    • En cuanto al presupuesto que el gobierno capitalino podrá destinar a vivienda, la ley señala que deberá de actualizarse conforme a la inflación y tener un carácter progresivo.

 

    • Establece mecanismos para la producción social de vivienda, financiamiento, estímulos y la adquisición de suelo en beneficio de los habitantes de esta capital.
También te puede interesar:  15 años de evolución de la Ciudad de México... ¿Cumplirá sus retos?

 

    • Promueve la participación de la sociedad en la planeación y diseño de la misma.

 

    • Protege los inmuebles de uso habitacional que forman parte del patrimonio histórico, artístico y cultural.

 

    • Con la nueva normatividad aumentan los recursos públicos destinados al desarrollo de los programas de vivienda y garantiza que éstos lleguen a la población objetivo y apoya la producción de vivienda social en sus diversas modalidades.

 

    • Establece mecanismos para combatir el acaparamiento, la subutilización y especulación de terrenos y crea el Consejo de Vivienda de la CDMX que tendrá entre sus facultades conocer, analizar y formular propuestas respecto de las políticas de vivienda y desarrollo urbano.

 

¿Para qué servirá esta nueva legislación?

El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, indicó que esta ley atenderá problemáticas específicas que tienen que ver con los barrios, con las colonias, con su forma de desarrollo y de interacción; y también proporcionará atención a los grupos sociales que han externado la necesidad de vivienda.

“Podremos hacer un trabajo mucho más ordenado, sistemático y estaremos trabajando en lo que se plantea: en que la vivienda sea digna, sustentable y que apunte a la innovación”.

De igual manera, anunció el compromiso de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) de que esta norma permitirá una inversión superior a los 13 mil 500 millones de dólares.

Tras hacer mención de que el Artículo 9 de la Constitución local que se refiere a la Ciudad Solidaria y plasma el derecho a la lucha por el “Derecho a la vivienda”, el mandatario capitalino expuso que la inversión inmobiliaria comprometida “significa prácticamente la inversión de seis años en todo el Bajío de nuestro país”.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Gobierno, diputado Leonel Luna Estrada, dijo que será una pieza fundamental en materia de desarrollo urbano.

“Es una nueva Ley acorde a la realidad de nuestros días, en congruencia con sus características económicas, sociales, urbanas, de movilidad, ambientales y poblacionales”, destacó.

También la diputada Dunia Ludlow Deloya, presidenta de la Comisión de Vivienda, puntualizó que entre los principales beneficios es que la producción de vivienda social ahora estará cerca de los centros de trabajo, escuelas y servicios de transporte público, fomentando, a su vez, estímulos y esquemas de financiamiento más cómodos para los grupos más vulnerables de la capital.

También te puede interesar:  Vivienda mexicana encarece cada vez más

La diputada Margarita Martínez Fisher, presidenta de la Comisión de Desarrollo Urbano, expresó que con este nuevo marco jurídico se garantiza un desarrollo urbano sustentable y mejor calidad de vida, además permitirá la consolidación de un nuevo modelo de gestión territorial, al privilegiar una visión completa e integradora de todas las voces de esta diversa y gran CDMX.

VIVIENDAS, UN CAOS EN EL URBANISMO DE LA CDMX

En la Ciudad de México existen 2,599, 081 viviendas particulares, según datos del INEGI. Del total, 90.6% de los hogares disponen de agua entubada dentro de la vivienda; 99.8% de los hogares cuentan con energía eléctrica; y 94.1% de los ocupantes de las viviendas disponen de drenaje conectado a la red pública.

También señalan que 36% de los hogares tienen jefatura femenina, es decir, son dirigidos por una mujer (929 120 hogares); y el 64% de los hogares tienen jefatura masculina, es decir, son dirigidos por un hombre (1 672 203 hogares).

Se estima que la población que habita en la CDMX y zona conurbada creció de 8.5 a 9.4 millones entre 1990 y 2010, es decir, casi la mitad de los 20 millones de habitantes que viven en la urbe lo hacen en un asentamiento irregular.

En 2014, la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) contó 867 asentamientos irregulares sólo en suelo de conservación.

Cifras del portal inmobiliario Metros Cúbicos muestran que el metro cuadrado de una casa en venta puede ir de los 9 mil 322 pesos a los 38 mil 271 pesos, dependiendo la zona. Una casa de 60 metros cuadrados costaría entre 559.000 y 2.300.000 pesos.

La CDMX alberga en su territorio a 5 mil 920 personas por kilómetro cuadrado en promedio, densidad demográfica ocho veces superior a la del estado de México, la entidad más poblada del país.

Deja un comentario