Del trámite eterno al gobierno digital, principal desafío de una Smart City

Del trámite eterno al gobierno digital, principal desafío de una Smart City

En promedio, los ciudadanos pierden 5.4 horas de tiempo entre ventanilla y ventanilla para realizar un trámite

Una Smart City es aquella que permite el uso de la tecnología para el desarrollo de las actividades cotidianas, no obstante, en Latinoamérica la complejidad burocrática se traduce en 5 horas promedio para la realización de un trámite, en cambio los trámites digitales son 74% más rápidos y baratos.

De acuerdo con la publicación “El fin del trámite eterno: Ciudadanos, burocracia y gobierno digital”, en la región los trámites son difíciles, lentos, vulnerables a la corrupción y terminan excluyendo a la gente con menos recursos. Abordar el autobús, hacer fila, leer un aviso, llenar un formulario para realizar un trámite es algo engorroso.

En el caso de nuestro país, la situación se ve favorecida por el universo de usuarios de Internet que asciende a 79.1 millones, los que en promedio registran 7.1 años navegando en la red, de acuerdo con los resultados del 14° Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2018.

A fin de promover el uso de las tecnologías para beneficio de los habitantes en las ciudades de Latinoamérica, del 11 al 13 de septiembre, se realizará por tercer año consecutivo, el Smart City Expo Latam Congress (SCELC) cuya sede en México es la ciudad de Puebla.

El concepto ciudad inteligente, no busca tecnificar las ciudades o automatizar procesos, trata de lograr la convivencia entre la tecnología, innovación y participación ciudadana para crear herramientas que contribuyan a mejorar la calidad de vida, así como generar una mayor equidad social aseguró Pilar Consesa, curadora de la versión latinoamericana de este encuentro y quien se especializa en ciudades inteligentes desde hace más de 20 años.

También te puede interesar:  Tendrá la CDMX sus primeros semáforos inteligentes en enero 2017

Para Conesa, “la tecnología es un medio, no es el fin: no es más inteligente la ciudad que tiene más sensores, sino la que mejor aplica la tecnología y la innovación para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Hay muchos proyectos de ciudades inteligentes que tienen poca tecnología detrás” de ahí resaltó, la idea de encuentros como Smart City Expo Latam Congress.

El magno evento donde se reúnen las ideas, las propuestas y los proyectos para mejores ciudades, espera en la edición 2018, la asistencia de más de 12 mil visitantes profesionales, 220 conferencistas, más de 100 gobiernos nacionales, 50 instituciones colaborativas, 250 representantes de ciudades nacionales e internacionales, quienes participarán en más de 50 conferencias.

Una ciudad inteligente debe converger entres aspectos: innovación, emprendimiento y generación de actividad económica.

 

Deja un comentario