vía Proyecto 40

Más cajones, menos casas

En la Ciudad de México la construcción de estacionamientos vehiculares está creciendo a un mayor ritmo que la edificación de casas habitación.

por Pablo Hernández Lodigiani > @Pablohelo

Esta demanda creciente de espacios para guardar los automóviles, cuyo número crece en 250 mil cada año, amenaza con convertir a la ciudad en un gran estacionamiento.

El Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP) establece en un estudio que el estacionamiento se consolida como el uso de suelo con mayor crecimiento en la ciudad y en contraste hay un déficit de 70 mil viviendas de interés social cada año.

“Esto es resultado de que agregar superficie de cualquier uso obliga al crecimiento de la superficie destinada al resguardo de vehículos, mientras que añadir estacionamiento no obliga la construcción de otros usos como vivienda, servicios, comercio u oficina.

“Por ejemplo, es ilegal la construcción de viviendas sin cajón de estacionamiento, sin importar que una parte del mercado quiera prescindir de un automóvil”, dice el estudio.

El organismo analizó 251 desarrollos inmobiliarios e hizo un estudio del comportamiento que tuvo este sector entre 2009 y 2013.

Reporte realizado por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo de México (ITDP).
Reporte realizado por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo de México (ITDP).

De más de 16 millones de metros cuadrados proyectados, el 42 por ciento son de estacionamiento, unos 250 mil cajones.

Reporte realizado por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo de México (ITDP).
Reporte realizado por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo de México (ITDP).

“La superficie de construcción destinada a estacionamiento siempre es la de mayor importancia a nivel ciudad y la de mayor crecimiento.

“A este paso, el futuro de la ciudad sería contar con muchos cajones pero con menos lugares a donde ir; de darse esta situación, habría menos ciudad”, se alerta.

La tasa de crecimiento promedio anual de cajones de estacionamiento es de 33 por ciento, considerando únicamente los grandes desarrollos de la ciudad.

También te puede interesar:  Copenhague y la formula para ser una de las mejores ciudades del mundo para vivir

“… añadir estacionamiento no obliga la construcción de otros usos como vivienda, servicios, comercio u oficina.

“Finalmente, la mayoría de la superficie en la vía pública destinada a estacionamiento se otorga de manera gratuita y se tiene un control sobre las tarifas de estacionamientos públicos”, se expone.

Es decir, la ciudad busca, a través de sus instrumentos normativos, contar con una sobre oferta de estacionamiento al menor precio posible.

“No existe una relación entre la cantidad de estacionamiento proyectada y la cobertura del transporte público masivo.

“Dado que la regulación es uniforme para todo el territorio del Distrito Federal, se construyen más cajones en donde se construya más superficie con cualquier uso y no en donde exista un menor servicio de transporte público”, se agrega.

Las cuatro delegaciones que concentraron la mayor cantidad de metros cuadrados de construcción entre 2009 y 2013 fueron Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Álvaro Obregón y Cuauhtémoc.

Pero también concentraron la mayor cantidad de cajones.

Por ejemplo, en la delegación Miguel Hidalgo se reprodujo más de cinco veces el tamaño de los predios desarrollados en estacionamiento.

Reporte realizado por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo de México (ITDP).
Reporte realizado por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo de México (ITDP).

¿Qué hacen en otros países?

El mismo estudio del ITDP pone ejemplos.

Londres, Inglaterra

“El Reino Unido cuenta con un documento guía a nivel nacional que invita a sus ciudades a tener máximos de estacionamiento. Como resultado, algunos distritos londinenses abolieron los requerimientos mínimos y dieron entrada a los máximos”.

Seúl, Corea del Sur

En la zona central de la ciudad, el requerimiento de estacionamiento es de 10 por ciento con respecto al resto de la ciudad y se puede construir un máximo equivalente al 50 por ciento.

También te puede interesar:  Será CDMX sede de diálogo para soluciones urbanas al Cambio Climático

Seúl es el ejemplo más claro entre las ciudades asiáticas con un enfoque restrictivo del estacionamiento.

Nueva York, Estado Unidos

En 1982, la ciudad de Nueva York estableció un límite superior en el corazón de Manhattan, comprendido por los predios del Centro de Negocios al sur de la calle 96, para controlar el nivel ofertado de cajones de estacionamiento.

Como resultado, el número total de espacios en estacionamientos públicos se redujo de 127 mil a 102 mil de 1978 a 2010.

Zurich, Suiza

Como parte de una política llamada “Compromiso Histórico”, desde 1996 los estacionamientos públicos sólo pueden desarrollarse en ubicaciones específicamente designadas, siempre y cuando se hayan eliminado el mismo número de espacios de la vía pública.

Si la ciudad desea quitar espacios de la vía pública para generar nuevas plazas (como lo ha hecho), entonces dicho número de cajones puede ser construido en estacionamientos públicos. Por lo tanto, desde ese año, la cantidad de cajones públicos sólo puede mantenerse o decrecer.

Boston, Estados Unidos

Boston congeló el número de cajones de estacionamiento en 1976 con el objeto de reducir la congestión vehicular e incentivar el uso del transporte público. La política es controlada por la Comisión de Control de Contaminación del Aire (Air Pollution Control Commission, APCC) como parte del Acta de Aire Limpio de Estados Unidos (US Clean Air Act).

Se permite la construcción de cajones de estacionamiento de acuerdo con el límite superior compuesto por la cantidad existente y la reservas en un banco de espacios controlado por la Comisión.

París, Francia

También te puede interesar:  El entorno metropolitano y la nueva constitución

En París se permite un descuento del 100 por ciento del requerimiento mínimo de estacionamiento a las construcciones que se encuentren en un radio de 500 metros de una estación de transporte público masivo.

Sin embargo, toda la ciudad se encuentra a esta distancia de una estación de metro, tren, bus o bicicletas públicas. Para los desarrollos habitacionales se tiene un máximo de un cajón por cada 100 metros cuadrados.

Deja un comentario