Foto vía: LafargeHolcim Foundation for Sustainable Construction

Pide Alejandro Aravena pensar en futuros habitantes de las urbes

Dos mil millones de personas llegarán a vivir a las ciudades en el 2035 y su calidad de vida dependerá de qué modelos adopten las autoridades.

Por Andrea Peniche > @aneapt

El arquitecto chileno y ganador del premio Pritzker 2016, Alejandro Aravena, afirmó que dentro de los próximos 20 años -en el 2035- más de 2 mil millones de personas se habrán desplazado a las ciudades, lo cual podría ser una buena o mala noticia dependiendo del diseño y los modelos de crecimiento que adopten las urbes.

Durante su participación en el ciclo Urban Talks durante la Tercer Conferencia sobre Vivienda y Desarrollo Sustentable, Hábitat III, el también académico reconoció que, en comparación con las zonas rurales, vivir en las ciudades permite a la población acceder a mayores servicios básicos e incrementa las posibilidades de empleo, educación, salud y recreación.

A pesar de ello, dijo, existe una amenaza en cuanto al crecimiento pues no contamos con los medios suficientes para controlar la urbanización: el incremento de la pobreza y desigualdad.

En ese sentido, explicó que actualmente existen tres millones de habitantes en las ciudades y mil millones viven en la pobreza, pero en el futuro, al aumentar la población a cinco millones, la cifra de pobreza también se duplicará.

Aravena mencionó que el arribo de futuros habitantes a las ciudades no es algo que pueda evitarse y por ello es necesario encontrar una pronta solución y regular la zonificación con el fin de evitar condiciones terribles de vida para ellos.

El pasado 4 de abril, el arquitecto chileno Alejandro Aravena recibió el Premio Pritzker 2016  -conocido comúnmente como el Nobel de arquitectura- que es entregado anualmente a quienes realizan grandes aportes en la materia.

También te puede interesar:  Estudiantes en Morelia atacan contaminación con topes

Consulta aquí la conferencia de Alejandro Aravena en Hábitat 3.

Deja un comentario