Cinco estrategias para mejorar los espacios públicos

Cinco estrategias para mejorar los espacios públicos

Los espacios públicos son importantes para que exista vida en entornos urbanos, este fue el concepto en el que se basó Gehl Institute, firma arquitectónica del arquitecto y diseñador Jan Gehl y el Knight Foundation, para crear una guía en cómo transformar los espacios públicos para que exista calidad de vida en los habitantes.

La misión era “transformar la forma en que las ciudades se conforman haciendo de la vida pública un motor intencional de diseño, política y gobernanza”. Con esto en mente lanzaron la “Guía del Alcalde para la Vida Pública”.

Se entiende como vida pública a las “interacciones que ocurren en espacios abiertos como las calles, los parques, las plazas e incluso entre los edificios” y sus características es que deben de ser accesibles para todos, inclusivas, seguras y vibrantes.

La guía es un gran material de apoyo para alcaldes y aquellos involucrados en la construcción de una ciudad. Se divide en cinco estrategias, que son:

Medir: la metodología inicial es contar los espacios públicos separando aquellos donde las personas pasen más su tiempo, creando métricas especiales que se concentren en las personas y su comportamiento mostrado en estos lugares.

Invitar: es común invitar a las personas para que formen parte de la lluvia de ideas, una vez que las iniciativas ya están definidas, por esto el hacer un calendario de proyectos y con esto la gente se vea incluida.

Hacer: para que un proyecto pueda ver la luz del día el Instituto aconseja empezar por intervenciones temporales que sepan explotar lo ya existente pero que busquen generar un cambio a largo plazo.

También te puede interesar:  De la seguridad y el miedo

Desarrollar: a veces los planes no salen como se esperan, pero en este paso eso es una ventaja, porque permite a los desarrolladores evaluar sus diseños para que puedan tener una posibilidad de experimentar y crear una sensibilidad con el contexto.

Formalizar: el éxito yace en siempre poner a las personas primero y de acuerdo al Gehl Institute, esta es una práctica que debería ser institucionalizada para incluirse en los procesos de planificación.

Pudieron llegar a estas cinco estrategias tras investigar casos de estudios en las siguientes ciudades: Copenhague, Denver, Lexington, Nueva York, Pittsburgh, San Francisco y St. Paul.

 

Con información de Plataforma Urbana.

Deja un comentario