Compañía energética holandesa tiene como meta vender menos electricidad

Compañía energética holandesa tiene como meta vender menos electricidad

¿Qué tan adelantado pueden estar los países más desarrollados del mundo? Preguntémosle a Eneco, una de las principales compañías energéticas en Holanda y quienes, por supuesto, centraban sus actividades en vender electricidad como materia prima. Sin embargo, los tiempos han cambiado, el calentamiento global es una realidad, y en el primer mundo la gente busca consumir energías alternativas de bajo impacto para el planeta.

En este contexto, Eneco se encontró en un predicamento en 2010, cuando sus ventas bajaban y se peleaban con sus competidores por unos cuantos clientes. La solución llegó cuando decidieron probar en una serie de hogares un medidor de electricidad producido por la empresa Quby. La sorpresa fue que, a pesar de no funcionar como se esperaba, la gente no quería devolverlo pues les fascinaba la idea de poder saber qué tanta electricidad estaban gastando y el impacto que ésta tendría.

El medidor fue lo que los anglosajones llaman un ‘game changer’, para Eneco. Desde entonces, han dedicado sus esfuerzos a depender cada vez menos de la venta de electricidad y han incursionado en mercados como la carga de autos eléctricos y reparación de páneles solares.

Hans Valk, director ejecutivo de Quby y antiguo director de Servicio a Clientes en Eneco, comentó: “intentamos cambiar el enfoque: en vez de vender energía como materia prima, pretendemos venderla como servicio”.

Por si esto fuera poco, Eneco también lanzó una especie de batería doméstica que busca colocar entre su amplia red de clientes que adquieren sus páneles solares, para fungir como almacenadora de la energía sobrante que estos generan. Es decir, si usted no está consumiendo toda la energía que generan los páneles que nosotros mismos instalamos en su hogar, permítanos conectar este aparato acumulador y posteriormente le pagaremos 450 euros a cambio de dicha reserva. ¿Suena bien, no?

También te puede interesar:  Un joven crea biocombustible a partir de lirio acuático

Todo gracias a un pequeño medidor de electricidad llamado Toons, que hoy en día funge para evaluar permanentemente el rendimiento de sus calentadores de gas natural y páneles solares, reduciendo en un 60% el índice de deserción entre sus clientes y permitiéndoles invertir en desarrollo e investigación de energías como la eólica.

Hoy en día, Eneco se ha convertido en un referente de energías limpias, a tal grado que firmó un contrato con Google para abastecer durante 10 años un centro de almacenamiento de datos que la empresa abrió en Holanda.

Con información de NY Times

Deja un comentario