24 horas en el cielo, ¿y luego?

24 horas en el cielo, ¿y luego?

¡Evita lanzar globos al aire!

Por Andrea Peniche > @aneapt

¿Alguna vez te has preguntado a dónde van los globos que sueltas al cielo? Esta es una practica habitual en todo el mundo pero es poco lo que realmente se sabe sobre los graves impactos que causan en el medio ambiente y la fauna.

Foto: Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA).
Foto: Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA).

Debido a que el 70 por ciento del planeta Tierra está cubierto de agua, existe una gran probabilidad de que estos globos lleguen a lagunas, ríos o al mar, y a su vez, que los animales que ahí habitan como delfines, focas, ballenas, peces, tortugas, y hasta aves corran el riesgo de quedar atrapadas en ellas, pues no sólo pueden enredarse, sino que la mayoría de las veces, los confunden con comida y mueren por asfixia.

Las tortugas marinas son las principales víctimas pues suelen comerse los globos al confundirlos con las medusas de las que se alimentan.

Según datos del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) se calcula que diariamente ocho millones de objetos residuales llegan al océano, es decir, 6.4 millones de toneladas anuales, las cuales afectan gravemente a la flora y fauna, que igualmente componen el medio ambiente y entorno de las ciudades y sus habitantes.

Daño en las urbes

Datos del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Asociación Internacional de Residuos Sólidos (ISWA por sus siglas en inglés), revelan que las grandes ciudades del mundo producen hasta 10 millones de toneladas de basura cada año, y se calcula que en el 2030 dicha cifra se duplique, deteriorando aún más el entorno animal y urbano, ya que los que no caen en ambiente de fauna lo hacen en las calles de las ciudades, lastimando severamente el drenaje y las vías de transporte, aumentando las horas de tránsito y de traslando en las densas metrópolis.

También te puede interesar:  La app que te pide tu perro

La caída de globos en las ciudades perjudica gravemente la calidad de vida y salud de todos los que habitamos en la Tierra, pues se convierten en residuos que, dependiendo del material, pueden tardar de 6 meses hasta 450 años en degradarse, deteriorando gravemente la calidad de las calles y los espacios de la ciudad.

Deja un comentario