En el 2018 el Metro de CDMX utilizará energía generada con basura

En el 2018 el Metro de CDMX utilizará energía generada con basura

A partir del 2018, la Cuidad de México aprovechará miles de toneladas de basura para generar energía eléctrica que suministre el metro.

Por Andrea Peniche > @aneapt

En el 2018, el Sistema de Transporte Colectivo Metro (STCM) de la Ciudad de México funcionará con energía eléctrica generada a partir de residuos sólidos urbanos (basura) que se recolecten en las 16 delegaciones.

Lo anterior será posible gracias a la construcción de una Planta de Termovalorización que se encuentra en proceso de licitación, la cual tratará 4 mil 600 toneladas de residuos sólidos urbanos para producir al año cerca de 960 gigawatts de energía eléctrica para mover las 12 líneas del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro de la ciudad.

¿Cómo funcionará?

El proceso de termovalorización convertirá la basura en energía eléctrica a través de una combustión controlada que generará vapor, el cual será transformado en electricidad por medio de una turbina; se espera que el próximo año inicie la construcción de la planta para que a finales del 2018 la planta funcione al 100 por ciento.

De esta forma, las 13 mil toneladas de basura que se generan diariamente en la metrópoli tendrán un destino útil y las autoridades dejarán de enviarlas a rellenos sanitararios del Estado de México y Morelos; además de que comenzarán a utilizar energía limpia en sus sistemas de transporte y podrán reducir los costos de electricidad pues anualmente, el metro gasta hasta mil 700 millones de pesos.

El Gobierno capitalino ya publicó en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México la convocatoria de licitación pública nacional para decidir qué empresa se encargara del diseño, construcción, puesta en marcha, operación y mantenimiento de dicha planta, que será la primera en su tipo de Latinoamérica.

También te puede interesar:  Más cajones, menos casas

El director de la Agencia de Gestión Urbana, Jaime Slomianski, ha informado que su ubicación será en terrenos federales del Bordo Poniente y por ello el gobierno de la ciudad ya realiza las gestiones correspondientes.

¿Cómo será financiada?

Los recursos económicos programados para su construcción serán obtenidos a través de la figura denominada PPS (Proyecto de Prestación de Servicios a Largo Plazo) y será pagada con recursos del gasto corriente del Presupuesto de la Ciudad de México, los cuales ya se tienen destinados, por lo que la edificación no generará deuda para el gobierno capitalino ni a los contribuyentes.

La planta de Termovalorización se apegará a las normas europeas de regulación ambiental que son muy estrictas. Jaime Slomianski refirió que hoy en día existen mil 440 plantas de este tipo a nivel mundial.

Planta de biodigestión

Como parte de la política “Basura Cero”, el Gobierno de la ciudad también planea poner en marcha una planta de biodigestión a un costado de la Central de Abasto; se prevé que sea la más grande del mundo al procesar dos mil toneladas de desechos orgánicos al día, beneficiando así al medio ambiente.

Con dichos proyectos, la capital mexicana se sumará a países como Alemania, Argentina, Chile, Españá y Perú, los cuales aprovechan su basura para generar energía y disminuir gastos.

200616-ceda-5

Deja un comentario