De ciudades tradicionales a inteligentes

De ciudades tradicionales a inteligentes

Las Smart Cities promueven un ciclo virtuoso que produce no sólo bienestar económico y social, sino también el uso sostenible de sus recursos con miras a elevar la calidad de vida a largo plazo.

Por Óscar Rojas > @oskar_rojasv

Hoy día vivimos en la convergencia de dos fenómenos importantes en la historia de la humanidad: la aceleración de la urbanización a nivel mundial y la revolución digital. Es por eso que la finalidad de las Smarts Cities es alcanzar una gestión eficiente en todas las áreas de la ciudad (urbanismo, infraestructuras, transporte, servicios, educación, sanidad, seguridad pública, energía, entre otros), lo que satisface a la vez las necesidades de la urbe y de todos sus ciudadanos.

En este sentido, transformar ciudades tradicionales en Smart Cities, o inteligentes, es una demanda cada vez más importante y también una oportunidad para gobiernos y ciudadanos del mundo. Con el surgimiento de la tecnología digital, de internet y de las tecnologías móviles, esa transformación es día día mucho más viable.

EN PAÍSES DE LATINOAMÉRICA

• En dicho entorno se empezaron a crear Smart Cities, de las cuales podemos nombrar algunos ejemplos, en específico Bogotá y Medellín que son un referente sobre cómo debe de aplicarse el urbanismo y sus tecnologías en beneficio de la población. Otro sería Santiago Chile, que hoy día ha sido generadora de propuestas innovadoras que han sido aplicadas a sus entornos para
provecho de la gente.

CDMX

En la capital de la Ciudad de México se han dado dos intentos de crear un entorno de Smart City en pequeño. El primero se dio al poniente de la ciudad, en la zona de Santa Fe, la cual fue pensada para ser un distrito comercial a través de su entorno económico y moderno, el cual pretende verse reflejado en sus construcciones y su hábitat que lo rodea. Sin embargo, la falta de una infraestructura en movilidad ha sido una de las grandes problemáticas que aquejan a las personas que viven y laboran en ese punto de la ciudad. Otro complejo que se podría mencionar es el Polígono Granadas, donde se encuentran lugares como el museo Soumaya, Plaza Carso, el Museo Jumex, entre otros. En su momento fue un concepto innovador, pero al final la creciente mancha urbana lo alcanzó para ser una de las zonas con mayores problemas de movilidad al no tener opciones viales, el cual es uno de los indicadores para conformar una Smart City

También te puede interesar:  Innovar para reanimar mercado en Iztapalapa

 

Deja un comentario