Semiótica a ras de suelo

Semiótica a ras de suelo

El uso irrestricto de los smartphones afecta la conformación urbana de las calles en el mundo.

Por York Taunsend > Corresponsal en Alemania

Una tendencia peatonal está afectando –en el amplio y en el estrecho sentido de la acepción– la conformación urbana de las calles en el mundo: el uso irrestricto de los smartphones.

La situación, amén de preocupante por el creciente número de accidentes a causa de la distracción que representa caminar con la vista abajo, absorto en la inmediatez de las redes sociales, ofrece una oportunidad para repensar la dinámica con la que hemos construido las ciudades, sus calles y la relación que los city managers de todas latitudes están proponiendo a los usuarios finales de éstas, los peatones.

O lo que es lo mismo, pensemos en hacer ciudad más cómo lo hicieron Umberto Eco, Jesús Ibáñez o Roland Barthes, por mencionar algunos: desde una semiótica a ras de piso.

Un tiro en la oscuridad

Desde un poblado bávaro, un experimento de ingeniería vial abona a la idea de pensar más la genética urbana desde su uso y no desde la norma teórica.

En Augsburg, al sur de Alemania, se instaló un sistema de señalización sobre la línea por la que corre el tranvía, específicamente para los peatones que van distraídos viendo la pantalla de su smartphone. Se trata de una tira de luces LED de unos 5 metros de largo que enciende, en intervalos, en rojo y verde señalando la llegada de un tren. Un semáforo para chateadores, tuiteros y facebookeros compulsivos.

Para seguir leyendo esta nota, compra la edición 02 de Revista City Manager.

Deja un comentario