Espacios Humanizados

Espacios Humanizados

Los arquitectos deben aprender a pensar  en el otro… ser el otro:  el individuo a pie que usará las edificaciones.

Durante el mes de marzo la arquitecta Tatiana Bilbao impartió una conferencia en el marco de Mextrópoli, en la que explicó que el levantar edificaciones no debe ser sólo un ámbito de ideas exclusivas de los profesionales, sino que tiene que hacerse énfasis en retomar pensamientos de transformación social que el mismo público exprese, aunado a considerar la humanización que puede brindar el propio espacio urbano. “Se tiene una gran responsabilidad en la profesión, ya que el ser humano primero busca salud y alimento, luego un hogar, siendo ahí donde los arquitectos se involucran. No puede ser que la profesión se vea tan irrelevante cuando somos tan relevantes. Debemos comprometernos en ser un servidor de la humanidad, edificar los refugios que requiere el humano. Tenemos que escaparnos del ego para crear entre todos”.

Algunos proyectos referentes en este tipo de concepciones es el Jardín Botánico de Culiacán, Sinaloa, en donde durante poco más de 10 años ha desarrollado una serie de edificaciones que intervienen arquitectónicamente a este espacio natural, dotándolo de infraestructura que le hace ser reapropiado por la gente. “Cuando llegué al Jardín Botánico, mi mente de arquitecta imperialista quería ordenar o corregir el lugar, pero tras meditar sobre los espacios del mismo, en donde reina la espontaneidad, me llevó a diseñar entendiendo el lugar y su autonomía”.

Un ejemplo de esta visión tanto social como humana de la arquitectura le ha llevado a tener en su oficina a un filósofo, que le ha aconsejado sobre el cómo apreciar en dónde vive la gente, para no seguir con el eslabón tradicional de sólo construir una casa con dos recámaras, cocina, baño y comedor, más cuando el propio concepto de familia se ha modificado. No podemos construir como se hacía en años anteriores, ya que la gente vive de otra manera, dijo. La colaboración en diversos proyectos y con otros despachos de arquitectura es un ideario de diversos profesionales, ya que no todo puede venir de una sola mente, sino de una participación de colaboración multidisciplinaria, ya que las visiones distintas –que chocan– brindan mejores respuestas para las edificaciones.

OTROS PROYECTOS URBANOS


El despacho de arquitectura de Tatiana Bilbao, entre algunas de las obras en las que trabaja actualmente son: un edi cio en Guatemala de usos múltiples, otro en España, dos iglesias y un mercado en Polanco en la Ciudad de México, así como proyectos de interés social en Veracruz y otro en Aguascalientes; un hotel en Los Cabos, y un viñedo de Coahuila.

 

LA IMPORTANCIA DE LA RETROALIMENTACIÓN ESTUDIANTIL


Tatiana ha impartido clases en universidades en México, Chile, Alemania y Estados Unidos (Yale y la de Columbia), lo cual califica como un proceso de retroalimentación profesional y que le brinda nuevos conocimientos y creatividad.

JARDÍN BOTÁNICO DE CULIACÁN,  EDIFICACIÓN SOCIAL

Las creaciones del Jardín Botánico de Culiacán que ha desarrollado le han permitido llevar el arte a la gente y no a la inversa. Tatiana asegura que el proceso de impulso al mismo deviene de escuchar al lugar de manera espontánea, de platicar con las personas. Esta experiencia permitió que se humanizaran los espacios urbanos al concebir una infraestructura abierta, acceso al aire libre, al sol, interacción entre semejantes y un arte arquitectónico que despierta interés entre los individuos para saber más de aquello que les rodea en el jardín.

También te puede interesar:  Atando cabos y reinventando sociedades

En Culiacán se realizó un proyecto intuitivo con aportación y retomando ideas locales, ya que, desde un comienzo, al revisar el parque, tamaño, estructuras, visitantes, etc., se percató que lo mejor era establecer una conexión más real del arte con la persona. “Éste es un sitio de acceso público y fue importante entender que el arte es de todos”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

EN VOZ DE TATIANA

“En poco más de 10 años de trabajo en el Jardín Botánico de Culiacán ha llevado el arte y edificaciones a quienes creían que este concepto estaba lejano de ser una realidad”.


“No podemos construir como se hacía en años anteriores, ya que la gente vive de otra manera”.


 

Deja un comentario