Intersecciones, diseños seguros y planteamientos

Intersecciones, diseños seguros y planteamientos

Las intersecciones viales no deberían ser espacios confusos sino seguros para crear una sana convivencia entre todos los usuarios de la vía.

Por Andrea Peniche Tesche > @aneapt

Las intersecciones viales son aquellos cruces de dos o más calles que tienen como función conectar otras vías a nivel o desnivel, para facilitar los trayectos de los usuarios. Su importancia radica en la seguridad y funcionalidad que puedan aportar a las ciudades, por ello su diseño es trascendental en la construcción de las ciudades.

Sin importar su tamaño, éstas no deberían es espacios confusos si no deberían de funcionar de la manera más segura posible para crear una sana convivencia entre todos los usuarios de la vía, quienes diariamente son víctimas de accidentes viales que se deben, en su mayoría, a los diseños urbanos. Al estar bien proyectadas pueden dinamizar una ciudad, crear convivencia entre sus habitantes y permite que el tráfico sea más fluido.

Ante esa situación, la Asociación Nacional de Autoridades del Transporte Público (NACTO por sus siglas en inglés) elaboró una guía para aconsejar -a los planificadores urbanos o gobiernos de las ciudades del mundo- el cómo diseñar estas arterias que aseguran, son los sitios en donde más conflictos hay, lo que las convierte en el aspecto más desafiante del diseño de calles en un entorno urbano.

Completa visibilidad. Es importante que el diseño de las intersecciones promueva el contacto visual entre todos los usuarios de la calle (peatones, ciclistas y conductores de transporte público o automóvil particular) para que puedan compartir el espacio de manera efectiva.

Ser lo más compacto posible. La exposición de peatones y ciclistas ante vehículos motorizados disminuye al crear intersecciones compactas ya que de esta forma no pueden existir muchos carriles de giro y así disminuyen los puntos de encuentro entre varias vialidades.

Analizar las intersecciones como parte de una red, no en aislamiento. Para poder realizar intervenciones en algún cruce conflictivo es necesario tomar en cuenta la capacidad y el volumen de tráfico que hay en toda la vialidad.

También te puede interesar:  Chile tiene el parque urbano más grande de Lationamerica

Integrar tiempo y espacio. En lugar de ampliar las intersecciones, reconfigurar el tiempo de los semáforos y establecer señalizaciones son una alternativa para resolver la congestión vial. También distribuir el espacio vial entre los distintos modos de movilidad puede crear intersecciones multimodales.

Espacios compartidos. Las intersecciones deben integrar a todos los usuarios de la vía y deben pensar no sólo en la seguridad particular sino colectiva de quienes por ahí transitan.

Utilizar el espacio excesivo como espacio público. La habilitación de nuevos espacios públicos o pequeñas plazas; así como las mejoras de seguridad a bajo costo, puede mitigar los problemas de seguridad de todos los usuarios a corto plazo.

Diseño para el futuro. El diseño de intersecciones debe tomar en cuenta los actuales y futuros usos de suelo, así como la demanda proyectada e inducida de usuarios, pues esto puede ser decisivo dentro de unos años, cuando las demandas de movilidad cambien.

 


Ya sabemos cuales son las recomendaciones, ahora para ahondar en el tema ara tener más del diseño de las intersecciones, usadas en el mundo, mostramos cuatro propuestas de diseño para intersecciones que involucran la responsabilidad de todos los usuarios del espacio vial, es decir, de los peatones, ciclistas y automovilistas.

1. Intersección elevada

El diagrama inicial de este artículo corresponde a una intersección elevada y que requiere que las superficies de las calzadas involucradas en un cruce tengan la misma altura que las aceras. De esta manera, los automovilistas deben reducir la velocidad, producto del cambio de altura, y todos los usuarios del espacio vial tienen una mayor visibilidad.

En algunos lugares donde se han implementado, se ha introducido una segunda innovación que lleva a los automovilistas a conducir más despacio y que consiste en instalar un tope antes de ingresar a la intersección.

También te puede interesar:  Zonas 30 para mejorar la movilidad urbana

2. Extensión de las aceras

Si las esquinas de las aceras se hacen curvas y se extienden por sobre la calzada, el campo visual de los automovilistas y de los peatones es mayor. Además, si se destina una pista a los ciclistas, se podrá ver mucho mejor debido a que el volumen de un ciclista es bastante menor en comparación con un auto.

Hasta ahora, esta propuesta se ha implementado en las ciudades que han desarrollado un diseño de Calles Completas, es decir, que sean accesibles, seguras y centradas en las personas.

3. Intersecciones protegidas

El planificador estadounidense Nick Falbo, elaboró una propuesta pensada en la seguridad de los peatones, ciclistas y automovilistas que involucra las siguientes cuatro medidas de diseño:

– Aumentar el ancho de las veredas en las esquinas para que sean refugios para los peatones permitiría no sólo que esperen a cruzar de forma más segura, sino que los autos al doblar siempre los tendrían a la vista.

– Poner una barra de tope en las esquinas para que los ciclistas sean vistos por los automovilistas.

– Separar los cruces de los ciclistas y de los peatones en las esquinas. Visto desde el centro de la intersección, el cruce para bicicletas es el más cercano.

– Poner señales de tráfico para los ciclistas.

4. “Ergo Crosswalk”

Es bastante común que los peatones no caminen hasta las esquinas para cruzar una calle. Para el diseñador surcoreano Jae Min Lim, esto se debe a que la extensión de las líneas no tienen una ruta lógica de desplazamiento debido a que no están pensadas en sus usuarios principales, quienes tienen la preferencia de desplazamiento en los espacios público según la Pirámide de Jerarquía Movilidad Urbana.

También te puede interesar:  Fomentan un Metro más ecológico y sustentable en Santiago de Chile

Ejemplos internacionales

Algunas ciudades del mundo ya cuentan con intersecciones que siguen algunos consejos de NACTO, principalmente en cuanto al diseño compacto.

Tal es el caso del el Ayuntamiento de Barcelona, quien diseñó un plan basado en la seguridad, sostenibilidad, equidad y eficiencia, con el objetivo de disminuir los accidentes de tránsito y la contaminación; se trata de organizar la ciudad en “Supermanzanas” que, como su nombre lo indica, son conjuntos de hasta 9 cuadras en donde las calles interiores tendrán sólo un uso peatonal , ciclista o para servicios de emergencia; mientras que los vehículos particulares sólo podrán circular alrededor de esos compuestos a 10 kilómetros por hora. El primer barrio en donde se ha puesto en marcha el proyecto es en Poblenou, Sant Martí.

Por otro lado, en Nueva York, se han logrado reducir hasta en 30% las muertes por accidentes de tránsito y es que el Departamento de Tránsito de la ciudad elaboró una guía que entre sus principales puntos, destaca la idea de reducir lo complejo de las intersecciones. Para ello, han mejorado la señalización de pasos de cebra, han creado plazas e islas peatonales y han implementado nuevas regulaciones sobre giros a la derecha o a la izquierda.

Otro rediseño de intersecciones ocurrirá en 2017 en la Plaza de la Bastilla en París; cuatro puntos que se encuentran alrededor de la glorieta y que actualmente serán habilitados como pasos peatonales y poder así crear cruces seguros para los traseúntes.

Deja un comentario