¿Cómo superó Los Ángeles la contaminación?

¿Cómo superó Los Ángeles la contaminación?

En Los Ángeles, California, han logrado superar la contaminación extrema que los afectó hace algún tiempo. ¿Qué necesita la CDMX para hacerlo también?

Por La Redacción > @citymanager_

La Ciudad de México y Los Ángeles, California, llegaron a ser las dos urbes mundiales más contaminadas. Quizá sea porque tienen en común un sinfín de fenómenos geográficos y meteorológicos. Los Ángeles ya lo superó, ¿porqué la CDMX no ha podido?

La Ciudad de  México y la de Los Ángeles son ciudades similares en muchos aspectos. Según el estudio comparativo realizado por Luisa Molina y Mario J. Molina en el segundo capítulo del  libro La Calidad del aire en la Mega Ciudad de México, un enfoque integral (FCE, 2005) mencionan que ambas urbes son las más pobladas y contaminadas del mundo, y  resaltan que comparten factores de estructura geográfica y meteorológicos, así  como sus parecidos en la química atmosférica.

Aquí es donde entramos en el paradigma de las soluciones. Los Ángeles ya superó la contaminación extrema y ofrece a sus habitantes un aire más puro. Sí, hablamos del mismo asunto, y la Ciudad de México sigue, o por lo menos cada temporada de verano, en las que el clima hace de las suyas, con graves problemas en la calidad del aire.

Si bien existen semejanzas entre las ciudades, son sus diferencias las que deben ser tomadas en cuenta para encontrar el sentido a la afirmación del párrafo anterior; para diseñar y definir un plan de acción que lleve de la mano los esfuerzos económicos, políticos y culturales ya que en ellos las ciudades difieren de manera profunda.

En esta investigación mencionan como eje de estas estrategias la coordinación de los ámbitos políticos, sociales, económicos y el de desarrollo. He aquí un primer conflicto: para solucionar el problema de la calidad del aire se realizó un plan de acción adecuado para cada una de las ciudades y estos factores en Estados Unidos han hecho que el aire se limpie, y los factores en México han dado el resultado que tenemos.

También te puede interesar:  Apoya la cultura ciclista a la generación de empleos en Europa

¿Cómo se logró el aire limpio en Los Ángeles?

Durante 30 años Los Ángeles fue considerada la ciudad más contaminada de Estados Unidos. Sin embargo, hoy tiene un aire más limpio que hace 50 años, a pesar de que la población ha aumentado tres veces y el número de vehículos ha crecido cuatro.

Los factores que hicieron que lidiara con éxito este problema son programas y medidas de control clave (CARB).

-Control de contaminación en vehículos automotores

A partir de 1959 se crearon leyes que contribuyeron al control de emisiones y los dispositivos de control ambiental.  En los siguientes años, además de legislar sobre ello, se aplicaron acciones como las revisiones automotrices al azar y la creación del convertidor catalítico de dos vías. Las inspecciones se hicieron más recurrentes y exigentes, lo que evolucionó al Californian Smog Check Program y Smog Check II, cuyo objetivo es localizar y exigir la reparación de los vehículos que contaminen de 2 a 25 veces más que los vehículos normales.

En los noventa, se evolucionó a automóviles computarizados que diagnostican a bordo los términos de las emisiones y se aprobaron normas para combustibles más limpios y vehículos de emisiones bajas o cero.  También se identificaron las emisiones de diesel como un contaminante tóxico del aire, lo cual llevó al desarrollo del Diesel Risk Reduction Plan, que, como su nombre indica, se enfocó a automotores de diesel existentes en California.

– Control de combustibles

El paso trascendental de este programa fue reducir el plomo de los combustibles y adoptar reglas para el control de las propiedades químicas que desprenden las gasolinas, limitando el contenido de azufre, plomo o fósforo, entre otros, con lo cual se logró  la fase uno de la reformulación de las gasolinas, con normas que exigían la reducción del plomo y la oxigenación invernal. La fase dos logró gasolinas más limpias, reformuladas exigiendo el uso de oxigenantes en su composición durante todo el año y regulando los componentes adicionales como el benceno y los aromatizantes. La mejora más notable es la reducción del cáncer provocado por ciertos contaminantes que paulatinamente se han eliminado.

También te puede interesar:  Con 105 ideas prevén hacer frente al congestionamiento vial de Nueva York

-Combustibles y vehículos más limpios

En 1990 el CRAB adopto una norma, y exigió a los fabricantes de automóviles desarrollar autos más limpios, culminando con la introducción de autos eléctricos cero emisiones en 1998.

-Incentivos de mercado

Se impuso un límite general de emisiones para cada una de las industrias y expandió sus programas de incentivos en créditos, esto es, si bajan la emisiones se ganan certificados que se vuelven negociables y pueden ser vendidos a empresas renuentes. También incluyó créditos por sumar vehículos a diesel para trabajo pesado y subsidios para renovar el parque vehicular que no aprobara los límites de emisiones.

En la Ciudad de México

El área metropolitana de la Ciudad de México y la cuenca atmosférica de Los Ángeles comparten problemas similares en cuanto a la calidad del aire.  Sin embargo, existen diferencias de altitud y latitud y de recursos financieros institucionales y humanos.

Pese a esto, la CDMX ha logrado mejorar la calidad del aire, mostrando mejorías en los últimos diez años y logrando grandes procesos desde entonces. Aunque persisten serios problemas respecto a las grandes concentraciones de ozono y partículas, la pregunta es:  ¿Cómo lo logró?

Con medidas para la reducción de emisiones vehiculares y el mejoramiento y sustitución de combustibles. Por ejemplo, el programa “Hoy no circula” y la introducción de gasolinas sin plomo.

Con la reducción de emisiones producidas por industrias y establecimientos comerciales, ya que sustituyeron la gasolina por el combustóleo.

También se planearon medidas en el área del transporte y uso de suelo, como la ampliación  del metro y la reforestación urbana.

En conclusión, y con esta comparativa podemos ver que las medidas tomadas en Los Ángeles son el ejemplo que ha querido seguir la CDMX. Sin embargo, existen muchas diferencias en cuanto a la capacidad de abordar los problemas derivados de la contaminación del aire. El análisis concluye que las medidas tienen que ver principalmente con decisiones políticas que afectan a la efectividad de las estrategias de control y con la capacidad financiera institucional y de recursos humanos.

Deja un comentario