Imagen: pedaleandoalma.com

Zonas 30 para mejorar la movilidad urbana

Este formato para las calles permite cuidar a los personajes más vulnerables de la vía pública y desincentivar el uso del auto.

Por Pablo Hernández Lodigiani > @Pablohelo

Las Zonas 30 son un método elaborado para garantizar la seguridad ciudadana en la vía pública. Según la Asociación Ayuda y Orientación a los Afectados por Accidentes de Tráfico (STOP) de Madrid, “una Zonas 30 es un conjunto de calles donde la velocidad está limitada a 30km/h. La Municipalidad es la que decide instaurar una Zona 30. Se puede instaurar en una zona comercial del centro, en zonas residenciales, en zonas escolares, en zonas que rodean el carril para bicicletas.”

Imagen: Despacio
Imagen: Despacio

Este diseño de calles permite que los autos circulen a una velocidad adecuada que le facilitaría frenar y controlar el vehículo ante la convivencia y presencia de otras personas más vulnerables, dígase los peatones, ciclistas y niños. La práctica de las Zonas 30 se han realizado en grandes y pequeñas vías, demostrando que se puede llevar a cabo una movilidad eficiente y contínua, disminuyendo el estrés, revitalizando el ambiente, atacando la contaminación ambiental, y mejorando la seguridad de todos.

Son varias las ciudades alrededor el mundo como Barcelona, París y Londres que ya ponen en práctica esta forma de prevención a los accidentes en las calles de las urbes, esto porque dicho método además promueve un comportamiento sano y equilibrado que respeta los derechos peatonales.

Según David González Domingo en la Tesina Evaluación de las Zonas 30 en Europa y definición de una Zona 30 revisada, asegura que “La Zona 30, debe ser una herramienta flexible, con capacidad de integración y adaptación diferentes entornos, que suponga bajos costes de gestión, ya que estamos inmersos en una serie de recortes presupuestarios que nos obligan a ser muy selectivos en la toma de decisiones de carácter inversor.”

También te puede interesar:  Kamikatsu, el pueblo cero basura

En México y América Latina

Puebla y Guadalajara son dos ciudades que desde hace años han empezado a implementar y acostumbrar a sus ciudadanos al diseño de Zonas 30, lo cual ha logrado tranquilizar el tránsito y la movilidad densa que se vive en ambas metrópolis mexicanas diariamente.

Imagen: NACTO
Imagen: NACTO

En Puebla, las multas para los autos que circulen en esa zona pueden alcanzar hasta los mil 460 pesos. En tanto, en Tlajomulco de Zuñiga, ayuntamiento en Guadalajara, Jalisco, las inversiones para la construcción de estas Zonas 30 tuvieron una inversión de hasta 10 millones de pesos.

Ciudades latinoamericanas como Córdoba, en Argentina; Santiago, capital de Chile; y otras más han adoptado esta forma de atender la movilidad urbana, la cual permite un mejor comportamiento en la vía pública y la seguridad de todos sus usuarios.

Deja un comentario