¿Adiós fotomultas, bienvenida fotocívicas?

¿Adiós fotomultas, bienvenida fotocívicas?

Con la implementación de las fotomultas de 2015 a 2018 se registró una reducción de muertes en hechos de tránsito del 36.7 por ciento y los lesionados se redujeron 15.2 por ciento.

A partir de 2019, en la Ciudad de México dejará de operar el sistema de fotomultas para sancionar a automovilistas, y será sustituido por un esquema de trabajo comunitario y educación vial, con el objetivo de reducir el número de accidentes llamado fotocívicas, las cuales en lugar de pagar una sanción económica, el dueño del automóvil infractor del Reglamento de Tránsito recibirá como sanción asistir a cursos de educación vial y la realización de trabajo comunitario.

El sistema estará basado en un esquema de diez puntos ligados a las placas de los automóviles, que se irán restando conforme se cometan infracciones de tránsito.

¿Realmente sirvieron las fotomultas?

Antes de explicar cómo funcionará el nuevo programa de fotocívicas, conozcamos si bajaron los índices de muertes por accidentes viales con la implementación del sistema  de las fotomultas. De acuerdo a cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), se realizó un comparativo del primer semestre de 2015, que es cuando entran en vigor las fotomultas en la CDMX, al primer semestre de 2018.

Los números anteriores confirman que de 2015 a 2018 sí se registra una reducción de muertes en hechos de tránsito del 36.7 por ciento y los lesionados se redujeron 15.2 por ciento.

Fotocívicas

Para el próximo titular de Movilidad de la Ciudad de México, Andrés Lajous, mencionó que cada semestre los conductores de la CDMX tendrán 10 puntos en su placas, y que por cada sanción que cometan se les irá restando uno.

También te puede interesar:  Proyecto urbano pretende rescatar movilidad en el centro de Mérida

A su vez explico que las cámaras y los radares de velocidad se van a reubicar en lugares de riesgo con el propósito de “disminuir incidentes y no como sistema de recaudación”. Su ubicación ya no será secreta, sino “transparente”.

¿Cómo funcionarán las nuevas sanciones?

  • Todos los automovilistas registrados en la CDMX tendrán 10 puntos iniciales; si no cometen ninguna infracción, recibirán una notificación que los reconocerá como “buen conductor”.
  • Se irá removiendo un punto por cada infracción. Esos puntos irán de uno en uno o dependiendo del riesgo que represente la falta; por ejemplo, por exceso de velocidad podrían ser hasta cinco puntos.
  • Si un conductor comete tres infracciones, deberá tomar un curso en línea básico; cuatro infracciones obligarán a tomar un curso avanzado, y con cinco, un curso de sensibilización presencial.
  • Al sumar seis infracciones se deberá hacer dos horas de trabajo comunitario.
  • Si se llega a cero puntos, la sanción será cumplir con 10 horas de servicio comunitario; de lo contrario, no se podrá verificar el automóvil.
  • Entre esos servicios se contempla barrer calles y parques, hacer labores de vialidad afuera de escuelas y pintar señalamientos viales, entre otros.
  • Al cumplir con el curso de sensibilización se regresarán los 10 puntos.

¿Qué hay de las multas generadas a partir de parquímetros?

  • Se mantendrán las multas económicas. Solo a los conductores de la CDMX se les permitirá pagar en línea y no se les colocará la “araña”.
  • Los vehículos foráneos tendrán que pagar la multa, se les colocará una “araña”, y si deben multas por infracciones cometidas en la capital, deberán pagarlas para que el dispositivo les sea retirado.

Deja un comentario