Imagen: Taringa

El coloso de las emociones

Grande entre los grandes, el Estadio Azteca luce esplendoroso, imponente y alberga una historia inigualable. ¡Feliz 50 aniversario, Estadio Azteca!

Por Claudio Vasconcelos@Claudiovu > Colaboración especial

El arquitecto Pedro Ramírez Vázquez tuvo un sueño y lo transformó en uno de los recintos deportivos más emblemáticos del mundo.

Mientras en la ilustre Ciudad de México se inauguraban infraestructuras carreteras que agilizaban el paso de los vehículos por esta urbe rumbo a Querétaro o Ciudad Satélite, allá entre las ex haciendas, en la zona de Santa Úrsula, nació un gigante.

En la década de los sesentas nuestra ciudad quedó asombrada por el erguimiento de un espectacular edificio tal como lo es la Torre Latinoamericana, pero lo que creció en el sur era diferente. No se trataba de un rascacielos en pleno centro, era una estructura que creó expectación entre la población que se reunía los domingos para hacer picnic y ver con sus propios ojos el progreso de la creación de una obra maestra.

Rueda el balón y crecen las emociones

El 29 de mayo de 1966 se inauguró el Estadio Azteca. Para celebrarlo se llevó a cabo un juego de pelota entre mexicanos y europeos. Fue la primera vez que un balón rodó en la grama del Coloso y fue en un partido entre el Club de Fútbol América y el Torino de Italia. Cuentan los presentes que en la cancha se podía sentir el aliento de más de cien mil gargantas urgidas de espectáculo, más de cien mil personas rugiendo, hirviendo y enloquecidas por presenciar la apertura de una plaza que se haría entrañable.

También te puede interesar:  China promueve descanso en los espacios públicos

Arlindo Dos Santos fue el primero en hacer estallar al Estadio Azteca; provocó el júbilo y la exaltación de los presentes al marcar el primer gol en la historia del inmueble con un disparo desde afuera del área . Tras 90 minutos el juego finalizó con un espectacular empate 2-2.

A partir de ese momento el Estadio Azteca se convirtió en un icono de la Ciudad de México y en una estructura digna de admiración y sorpresa entre los turistas. A través de los años, El Coloso de Santa Úrsula ha sido sede de eventos de todo tipo, desde juegos fútbol a escenario de conciertos, pasando por juegos de NFL,  locación para rodaje de películas, templo de visitas religiosas, espirituales y mucho más. Micheal Jackson, Paul McCartney, la banda U2 y el Papa Juan Pablo II han sido invitados de gala en el inmueble capitalino.

50 años siendo sede de las emociones de la Ciudad

Si el Azteca hablara tendría una voz aguardientosa resultado de miles y miles de gritos. Podría contar cuando el Rey Pelé levantó la Copa del Mundo en 1970; nos narraría jugada a jugada de aquel 4-3 entre Alemania e Italia que fue denominado el partido del siglo. Nos hablaría sobre la “Mano de Dios” de Diego Maradona y del agónico gol del guardameta Moisés Muñoz para el campeonato número 12 del Clúb América; narraría con emoción el campeonato mundial que consiguió la categoría sub-17 de la Selección Mexicana o de cómo escalaron los decibeles cuando Raúl Jiménez anotó de chilena el gol que diera el pase al “Tri” al Mundial de Brasil en 2014.

También te puede interesar:  Son ciclistas prioridad en Copenhague

Esta plaza, a la que Andrés Calamaro le dedicó una canción de su repertorio, celebra su medio siglo de vida, y lo hace como los grandes, recibiendo una remodelación que lo mantendrá joven, imponente y hermoso. Se prepara para continuar escribiendo con letras de oro una historia como ninguna otra.

One Comment

  1. Hector Hernandez

    Felicidades por esta nota, Claudio. Increíble que ya sean 50 años de este espectacular recinto.

Deja un comentario