Un experimento pone orden en el Metro de CDMX

Un experimento pone orden en el Metro de CDMX

Un investigador de la UNAM realiza un experimento en el Metro de la CDMX para que los usuarios permitan salir, antes de entrar al vagón. 

Por Andrea Peniche > @aneapt

Una de las características principales del Sistema de Transporte Colectivo Metro de la Ciudad de México es el desorden de los usuarios al subir y bajar de las estaciones, sobretodo en las horas pico.

En comparación, en el metro de Tokio, Japón, los ciudadanos si hacen fila para esperar el transporte; los usuarios permiten que los pasajeros bajen del vagón con tranquilidad y cordura antes de que ellos aborden el metro sin empujarse, a pesar de que no cuentan con señalizaciones.

Lo anterior podría deberse al nivel de civilidad o cultura de movilidad que existen en otras ciudades del mundo, y también dependiendo de la densidad e infraestructura del metro.

El experimento que pone orden

Desde el 4 de diciembre, en la estación Balderas de la Línea 1, se colocaron señales en el piso para separar las áreas de espera y las zonas destinadas al descenso de pasajeros, con el fin de que los usuarios se formen y “dejen salir, antes de entrar” a los vagones; algunos elementos de la policía capitalina también brindan ayuda a los pasajeros para agilizar el ascenso y descenso, lo que a su vez genera menos empujones.

Actualmente se trata sólo de un programa piloto que se aplica en la estación Balderas y la idea es convertirlo en algo permanente aunque en ese caso, no se utilizarían señales pegadas en el piso sino otras técnicas como luces LED.

Buenos resultados

Hasta ahora el experimento ha arrojado muy buenos resultados, según el investigador de la Universidad Nacional Autonoma de México (UNAM), Carlos Gershenson, quien es el creador junto con Gustavo Carreón, Tania López y voluntarios del centro de estudio.

También te puede interesar:  Tres ciudades lationamericanas se comprometen al desarrollo sustentable

Por esa razón, el Sistema de Transporte Colectivo Metro ya planea ampliarlo a la estación Pino Suárez en el 2017 y de hecho, su titular Jorge Gaviño prevé que la Línea 1 sea la primera en aplicar el programa “Ascenso y descenso eficiente de vagones” en todas sus estaciones.

Labor de conciencia

Aunque la mayoría de los usuarios ha respetado las señales, hay algunos que hacen caso omiso de las mismas y continúan utilizando el transporte público de forma desordenada.

Al respecto, el titular del metro, Jorge Gaviño, consideró que debe haber una labor de conciencia por parte de los usuarios.

El movimiento de “Mensajero urbanos” considera que quizá sea un proceso tardado enseñar a la gente a respetar, pero si no empezamos a hacerlo, seguiremos viviendo en un país donde domina la ley de la selva.

Deja un comentario