Los escenarios de las múltiples historias de vida

Los escenarios de las múltiples historias de vida

Todo está oscuro y sin salida, 
y doy vueltas y vueltas en esquinas 
que dan siempre a la calle 
donde nadie me espera ni me sigue, 
donde yo sigo a un hombre que tropieza 
y se levanta y dice al verme: nadie.

La Calle – Octavio Paz

Como lo que se promete siempre queda como deuda, hoy hablare de la multicidad de escenarios presentes en la Calzada de Tlalpan y como esta dificultad de pasar de un lado al otro que le dio nombre a su imaginario urbano del río Bravo el cual enriquece las historias que se tienen que construir a lo largo de esta calle que por su aislamiento físico – espacial se vio obligada a cubrir todas las necesidades requeridas con tal especificidad que se transforma en un montón de imágenes y recuadros de cámaras que se unen para contarnos dos historias distintas; la primera de ellas empieza a las siete de la mañana donde la ciudad se llena de personas que corren de un lado para otro tratando de llegar a sus sitios de actividades diarias, ya sea de trabajo o de estudio; esta calle logra vida en dirección del sur al centro, empezando en un gran nodo de cruce de caminos donde Calzada de Tlalpan, Insurgentes Sur y la Federal Cuernavaca – Ciudad de México  conviven juntas haciendo que el observador de la ciudad agudice su atención con una mayor nitidez de lo usual en puntos y elementos cercanos que le ayuden a tomar un decisión para proseguir su camino y termina en otro nodo igual donde aparte de esta convergen el Viaducto Miguel Alemán y la Calzada Obrero Mundial ; la segunda historia que se narra a través de sus escenarios cuenta las del regreso a casa después de las jornadas de trabajo o estudio estas imágenes se juntan  en la película de la Calzada del centro al sur.

También te puede interesar:  De ciudades tradicionales a inteligentes

Empezare contando la historia del regreso a casa porque esa es la más bonita, es la que va sin  prisa de cumplir con un horario y es la antesala de ver a nuestros seres queridos y nuestras horas de descanso; esta historia comienza con el fin del día y las compras pendientes que nos quedan antes de ir al casa y como este punto que es inicio y fin encontramos la misma historia narrada en los dos lados de la calles donde los comercios de todo tipo invaden las banquetas haciendo imposible casi caminar por ella, allí podemos encontrar algo para llevar de cenar si nuestro caso es de cansancio absoluto y lo que menos queremos es llegar a cocinar si se nos antoja una pizza, comida china, una torta, unos tacos y hasta un pozole que luego cae pesado en la noche, ahí lo podremos hallar. Pero si tenemos que llevar algo para la tarea de nuestros hijos o las tareas del hogar seguramente allí también se aparecerán y si el problema es que usted no lavo la ropa el fin de semana en este punto donde también cruza la Coruña, su ropa de emergencia para el día siguiente escogerá, ya que por tradición de muchos años este punto en particular es conocido por su distribución de  ropa a muchas partes de la ciudad comportándose como un escenario de acopio y distribución de mercancías de este rubro y como este pequeño trayecto presenta todas estas características es el lugar propicio para vivir.

Colonias como Álamos y La Moderna están en aumento de población, cambiando la imagen urbana en este punto de la película, ya que no solo es un escenario de transito sino un escenario de permanencia donde actualmente se empiezan a erguir altas torres de vivienda que cambian la percepción de la escala en el peatón.

También te puede interesar:  Los países que conforman el G20 recibieron un llamado urgente de sus principales ciudades para trabajar en conjunto

Si continuamos caminando, un café como escenario puede aparecer interrumpiendo el ritmo y las imágenes que van desapareciendo se vuelven hacer evidentes y muy presentes para contarnos una nueva película con un formato similar a “BABEL” del director Alejandro González Iñárritu, con una historia distinta en cada esquina que cambia de color y de intensidad según la hora del día, hablo de las sexo servidoras que en las primeras esquinas son mujeres algunas madres de familias y otras recién llegadas del interior del país.

Pasando el eje cinco son historias de transexuales que además de defender su trabajo tienen que defender su inclusión frente al tema de la equidad del género, estas historias que cambian de tinte entre blanco y negro en el día para pasar desapercibidas y de rojo intenso llenando de luces la oscuridad de la noche se van entrelazando con historias de los escenarios de comercios y servicios que existen allí solo por que detrás de ellos las personas entrelazan sus relaciones.

Acercándonos al eje siete la banqueta se llena de color, de ruido, la temperatura sube; en escena hay muchos extras se hace casi imposible caminar en el fondo un imaginario hace su aparición es el mercado de Portales, no existe la esquina, no distingues la calle que llega a la Calzada de Tlalpan porque está llena de comercios y se ven uno que otro coche y algún micro que no pueden circular, unos extras caminan, se detienen a ver, a comprar, otros corren es hora de preparar la comida, ya casi es la salida de los niños de la escuela.

También te puede interesar:  Cambios en Reglamento de Construcción impulsarán obras sustentables

Pasando el eje siete los escenarios se empiezan a diluir, se empiezan a ver edificios, casas intercaladas entre zonas verdes pero parece no haber vida allí, no hay personas caminando, solo las que esperan el camión, se siente un gran vacío y la soledad te invade hasta que topas después de largo tiempo con el cruce de la calzada y la avenida       México- Xochimilco, donde renace la vida, las personas corren de un lado para el otro por el escenario del fondo, hay comercios, se distingue una tienda donde venden ropa y zapatos, algunos extras intentan pasar de un lado al otro de la calle, se ven las líneas del tren que te remiten a años anteriores y el espacio se vuelve a diluir hasta hacerse presente el último escenario la zona de hospitales con actores principales que visten con batas blancas, se respira preocupación en el aire y al llegar a insurgentes es hora del regreso con una nueva experiencia que la Rojeña les contará la próxima semana.

 

Deja un comentario