Siguiente Parada Para Autobuses Sin Emisiones: América Latina

Siguiente Parada Para Autobuses Sin Emisiones: América Latina

La nueva alianza apunta a movilizar a las municipalidades, los fabricantes y las instituciones financieras

Una nueva alianza para acelerar la implementación de flotas de autobuses sin emisiones en las ciudades de América Latina, recibió 900 000 USD en una competencia global de soluciones innovadoras de sostenibilidad, anunciada hoy en la Cumbre de Copenhague P4G.

Dirigido por C40 Cities (C40) y el Consejo Internacional de Transporte Limpio (International Council on Clean Transportation, ICCT), el Acelerador de implementación rápida de autobuses sin emisiones (Zero Emission Bus Rapid-deployment Accelerator, ZEBRA) brindará apoyo a todas las ciudades del C40 e inicialmente trabajará con Medellín, San Pablo y la Ciudad de México en sus esfuerzos por planificar, financiar e implementar flotas de autobuses eléctricos. Otros aliados incluyen el World Resources Institute y el Centro Mario Molina-Chile, que han apoyado el programa actual de adquisiciones de autobuses eléctricos de Santiago, también aprovecharán las lecciones aprendidas en este proceso como parte de su contribución a esta nueva alianza. El Banco Interamericano de Desarrollo también será un aliado.

Durante los próximos dos años, la asociación ZEBRA buscará asegurar los compromisos de los principales fabricantes de autobuses y motores para respaldar el crecimiento de los autobuses eléctricos en América Latina, mediante la colaboración con las ciudades en las especificaciones de vehículos, estrategias de carga, proyectos piloto, financiamiento y otros pasos necesarios para la implementación de autobuses sin emisiones en toda la flota. Además, solicitará que las instituciones financieras regionales asignen 1000 millones de USD en financiamiento disponible para reemplazar los autobuses diésel más antiguos por autobuses eléctricos.

“Esta alianza promete hacer que el aire sea más limpio para millones de personas que viven y trabajan en algunas de las ciudades más grandes de América Latina, reducir las emisiones de gases efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global y proporcionar una hoja de ruta valiosa sobre cómo las ciudades pueden acelerar la implementación de autobuses sin emisiones en todo el mundo, como se hace en China y como se acordó en California “, dijo Ian de Cruz, director global de Partnering for Green Growth y Global Goals 2030 (P4G), iniciativa que brinda financiamiento y apoyo a la asociación ZEBRA.

También te puede interesar:  Se duplicarán localidades medidas por el Índice de Ciudades Prósperas

ZEBRA es una de las seis asociaciones seleccionadas por P4G para recibir financiamiento escalado y se encuentra entre las 24 asociaciones que P4G está financiando o favoreciendo en 2018 luego de una competencia global que atrajo 450 propuestas de 80 países.

En las ciudades de América Latina, el transporte es una fuente predominante de emisiones de NOx, una de las principales causas de la contaminación del aire y que contribuye a muertes prematuras y enfermedades como el asma, especialmente en los niños. El sector del transporte también representa casi una cuarta parte de los gases efecto invernadero en todo el mundo.

“Medellín se ha trazado el propósito de convertirse en la capital de la movilidad eléctrica en América Latina,” dijo Federico Gutiérrez, Alcalde de Medellín. “Estamos convencidos que nuestra adhesión al programa ZEBRA contribuirá enormemente a hacer este sueño realidad y nos ayudará a construir una ciudad para que garantice bienestar para su gente. Estamos haciendo valiosos esfuerzos para impulsar medios de transporte sostenibles y por ello, venimos avanzando hacia la reposición y compra de buses eléctricos de nuestro sistema BRT – Metroplús y tenemos la firme intención de que el 100% de los nuevos vehículos que ingresen también lo sean”.

Cumplir con los objetivos más altos del Acuerdo de París y mantener el aumento de la temperatura global dentro de límites seguros requiere de una acción audaz y urgente. Por ejemplo, para 2030, todos los autobuses en las calles de las ciudades más grandes del mundo deben ser eléctricos”, afirmó Mark Watts, director ejecutivo de C40 Cities. “Este reconocimiento de P4G y la asociación ZEBRA ayudarán a garantizar que la ambición se convierta en realidad en ciudades latinoamericanas”.

También te puede interesar:  Convocan a concurso para menos cajones de estacionamiento en la CDMX

La demanda mundial de autobuses eléctricos ha crecido en forma constante. Ya 26 ciudades se han comprometido con la Declaración de Calles Verdes y Saludables del C40, comprometiéndose a comprar solo autobuses eléctricos a partir de 2025. Hay más de 80 000 autobuses eléctricos en las calles de estas ciudades, lo que demuestra el gran mercado potencial para los fabricantes.

Según el ICCT, los autobuses representan solo el uno por ciento de todos los vehículos en la carretera, pero contribuyen con el 25 por ciento de las emisiones en el sector del transporte. “Pocos defensores del transporte se dan cuenta de que más de 8 de cada 10 autobuses nuevos vendidos hoy no cumplen con los estándares de emisión para vehículos de clase mundial”, dijo Drew Kodjak, director ejecutivo del ICCT. “Los nuevos autobuses con motores de tracción eléctrica dedicados, no solo no tienen emisiones de escape, sino que las emisiones de carbono son considerablemente más bajas por kilómetro y, en la mayoría de los casos, pueden pagarse por sí mismos a pesar del costo inicial más alto”.

Deja un comentario