¿Contra quién compiten las ciudades?

¿Contra quién compiten las ciudades?

Hay economías que crecen más rápido que su propia economía nacional. 

Por Rodrigo Alonso > @JRodrigo_Alonso

Durante el invierno de 1859 la ciudad de Londres consolidaba su acelerado proceso de industrialización y se situaba como el escenario en el cual Karl Marx preparaba el prólogo de la Contribución a la crítica de la economía política. Entre montículos de papeles entintados por su pluma, es de donde me permitiré extraer y parafrasear la siguiente afirmación: “El modo de producción de la vida urbana condiciona el proceso de vida social, política e intelectual en general”.

De las ciudades emergen sistemas urbanos, procesos sociales y económicos producto, entre otras razones, de la concentración de la población y de la actividad económica en las urbes. Las ciudades son el centro para cualquier civilización y su desarrollo presente y futuro.

En ese sentido, y en muchos casos, las grandes ciudades acaparan la riqueza nacional, infraestructura, vivienda, empleo, servicios de salud y educación. Son receptores de la inmigración local y foránea, conforman vértices de desigualdad y exclusión social además se componen como furiosos consumidores de energéticos y energúmenos generadores de contaminación.

El modo de producción de la vida urbana también es el epicentro de muchas de las calamidades y contradicciones del mundo contemporáneo. Este modo de producción urbano entreteje diferentes regiones metropolitanas que compiten entre sí dentro y fuera de sus propios estados nacionales.

El Banco Mundial registra que, desde el año 2000, tres cuartas partes de las 750 ciudades más grandes del mundo crecen más aceleradamente que sus propias economías nacionales. A pesar de ello, dicho crecimiento no es uniforme ni equilibrado para todos sus participantes.

También te puede interesar:  Cómo moverse en la Ciudad sin contaminar

Para seguir leyendo esta nota, compra la edición 02 de Revista City Manager.

Deja un comentario