¿Transporte de altura?

¿Transporte de altura?

Cada vez son más las ciudades del mundo que utilizan los teleféricos como medios de transporte público con el fin de atender zonas de difícil acceso.

Por Andrea Peniche > @aneapt

Existen cerca de 14 mil teleféricos en el mundo que en su mayoría son utilizados como atracciones y transportes turísticos, sin embargo son cada vez más las ciudades que apuestan por darles un uso de transporte público masivo para atender zonas populares de difícil acceso.

México probará este nuevo sistema de transporte que se construyó durante dos años, con una inversión de mil 702 millones de pesos entre recursos públicos y privados. El llamado Mexicable se inauguró el pasado 4 de octubre en Ecatepec, Estado de México, y recorre desde la vía Morelos, junto al Cerro Gordo, hasta San Andrés de la Cañada.

De lunes a sábado de las 4:30 a las 23:00 horas y domingos hasta las 19:00 horas, los usuarios pueden subir o bajar en siete estaciones de las 185 cabinas o góndolas aéreas que ofrecen ese servicio, las cuales tienen una capacidad máxima de 12 personas cada una.

Entre los beneficios que brinda este tipo de transporte destacan el ahorro económico, pues sólo gastaran 6 de los 10 pesos que anteriormente usaban para trasladarse en el mismo tramo; el ahorro de tiempo, al recorrer en sólo 17 minutos un total de 4.9 kilómetros que con otro tipo de movilidad requeriría 30 o 40 minutos, la interconexión con la línea 4 del Mexibús que va de Indios Verdes a Tecámac y la reducción anual de 14 mil toneladas de dióxido de carbono gracias a que es alimentado con energía solar, así como la integración rápida de comunidades alejadas de la ciudad.

También te puede interesar:  Isla abandonada podría hacer frente a escasez alimentaria

No todo es color de rosa

El Mexicable tiene importantes pros pero también contras a tomar en cuenta para de verdad poder consolidarse como un “transporte de primer mundo”, tal como fue considerado por el gobernador mexiquense, Eruviel Ávila.

En primer lugar, es importante destacar que el municipio de Ecatepec, en donde fue construido el teleférico, es el peor lugar para vivir de todo el país, según el índice “Las Ciudades más habitables de México” del Gabinete de Comunicación Estratégica. Además, según el INEGI, es en donde mayor percepción de inseguridad hay por parte de sus habitantes.

Ante ello, y debido a que el teleférico recorre las 19 colonias más peligrosas del territorio mexiquense, es necesario reforzar la seguridad para evitar que se convierta en una vía de robo y la gente pueda movilizarse sin preocupaciones.

Otro punto a destacar son las fallas en el suministro de energía eléctrica y cortocircuitos que pueden dejar a las personas atrapadas en las alturas hasta que se restablezca el servicio, tal como ocurrió a tan sólo un día de haber sido inaugurado. También se registraron problemas de funcionamiento ya que por una falla en el balanceo debido a que los pasajeros ocuparon un sólo lado de la góndola, ésta se quedó atascada poniendo en riesgo a los usuarios. También los usuarios se quedaron atorados en un elevador por casi dos horas por fallas mecánicas y para rescatarlos tuvieron que romper una pared.

De igual forma, las autoridades deben comprometerse a asignar recursos al Mexicable pues aunque haya sido inaugurado durante la administración del actual gobernador, Eruviel Ávila, éste es un proyecto en beneficio de la ciudadanía y sin importar el término de una gestión, deben darle la importancia que merece para que tenga un constante mantenimiento y no ocurra lo mismo que en el Sistema de Transporte Colectivo Metro.

También te puede interesar:  Las urbes con más tráfico en el mundo

Comparativa Internacional

El Mexicable es el único teleférico de su tipo en México, pero en el mundo existen otros que también ofrecen servicio de transporte público masivo.

Metrocable de Medellín, Colombia, que fue el primero en el mundo en implementarse como medio de transporte con una inversión aproximada de 68 mil millones de pesos. Fue inaugurado en 2004 y cuenta con tres líneas y ocho estaciones, que juntas forman una extensión de 9.37 kilómetros. Actualmente se encuentran en construcción dos líneas más y todas están adaptadas para facilitar el ingreso de personas con movilidad reducida.

En 2011, con una inversión de 210 millones de reales, es decir, 135 millones de dólares, fue inaugurado el teleférico Do Alemao de Río de Janeiro, Brasil, que cuenta con una extensión de 3.5 kilómetros, seis estaciones y 152 cabinas con capacidad para ocho pasajeros cada una, que permiten realizar en 15 minutos un recorrido de 6 barrios del Complexo Do Alemao. Atiende a 30 mil pasajeros al día y tiene conexión con los sistemas de transporte convencionales y con el tren.

Desde 2010, en Caracas, Venezuela, con una inversión de 380 millones de dólares, el Metrocable de San Agustín cuenta con 5 estaciones con una longitud de 2.1 kilómetros desde la estación San Agustín hasta Parque Central, punto de encuentro con la Línea 4 del Metro de Caracas. Son 52 las cabinas con capacidad para diez personas que permiten realizar los traslados en un tiempo de 9 minutos.

En La Paz, Bolivia, fue inaugurado en 2014 el teleférico más largo del mundo pues cuenta con una extensión de 10 kilómetros y une dos ciudades, La Paz y el Alto, en diez minutos. Cuenta con 427 cabinas, tres líneas, 11 estaciones y tiene capacidad de movilizar a 18 mil pasajeros por hora.

Deja un comentario