Foto: Sim Chi Yin / Al Jazeera Project

Transforman espacios de guerra en albergues ciudadanos

Ciudadanos en Beijing convierten búnkers de guerra en viviendas dedicadas a la enseñanza y a la comunidad.

Por Pablo Hernández Lodigiani > @Pablohelo

La migración hacia las ciudades es una realidad desde hace varios años; en Beijing es tal el flujo de gente que busca mejorar su calidad de vida que los residentes han transformado más de 10 mil búnkers militares, que se construyeron durante el mandato de Mao Zedong hace más de 40 años, en viviendas completas.

BEIJING
Algunos espacios se han convertido en talleres y espacios de oficinas.

Las comunidades bajo tierra son habitadas en gran parte por estudiantes, veteranos, migrantes y trabajadores industriales que no tienen posibilidades de adquirir una propiedad sobre la superficie. Esta sociedad es conocida en Beijing como “el tribu de la rata” (The Rat Tribe), debido a cómo han tenido que buscar acomodo bajo tierra tras no contar con el poder adquisitivo para vivir como se tiene acostumbrado.

Existen organizaciones, como la de The Digua Community, fundada por el diseñador, Zhou Zishu, que están dedicadas a la transformación de estos espacios en coloridas comunidades, buscando integrar a todos los ciudadanos de Beijing sin importar su estrato económico o condición social.

Impulsando comunidades

Ciudadanos y organizaciones se han unido para colaborar en la evolución de estos espacios bajo tierra. La primera transformación se hizo en el barrio de Anyuan Beili, en el distrito de Chaoyang, en Beijing, donde junto con los vecinos se formularon propuestas que finalmente restauraron la zona que hoy día ofrece servicios comunitarios, eventos y práctica deportiva, servicio de librería y actividades de comercio así como espacio de oficinas para empresas.

Los talleres y servicios de las comunidades han creado una aleación entre personas del cual ha surgido una historia de rescate y aprovecho de un espacio que se conservaba entra el olvido y la oscuridad.

También te puede interesar:  Las ciudades son complejas

Algunos de estos terrenos han sido apoyados por autoridades, de forma que se han podido tomar en cuenta como alternativa de vivienda para los trabajadores de salario mínimo mientras se ha enriquecido el capital social y la colectividad de los barrios.

Deja un comentario