Coca-Cola, Pepsi y Nestlé los mayores aportadores de plástico basura en los océanos

Coca-Cola, Pepsi y Nestlé los mayores aportadores de plástico basura en los océanos

La iniciativa ‘Break Free from Plastic’ hizo una limpia en costas de 42 países, incluido México, en la que se recolectaron plásticos; el 65% de ellos correspondían a Coca-Cola, Pepsi y Nestlé.

Las multinacionales Cola-Cola, Pepsi y Nestlé son las firmas que más contribuyen a la contaminación de los océanos con plásticos de un sólo uso, según un estudio de Greenpeace bajo la iniciativa “Break Free from Plastic”, que ha limpiado las costas de 42 países en todo el mundo.

Para Von Hernández, coordinador global del movimiento “Break free from Plastic” menciono que “el informe demuestra de forma irrefutable el papel de las grandes corporaciones en perpetuar la contaminación mundial de plástico”.

Más de 10 mil voluntarios llevaron a cabo entre el 9 y el 15 de septiembre, 239 acciones de limpieza de plásticos en costas y otros entornos naturales de 42 países como Filipinas, Tailandia, Vietnam, la India, Indonesia, Australia, Chile, Ecuador, Brasil, México, Estados Unidos, Canadá, Marruecos o España.

En total, recogieron más 187 mil piezas de plástico, de las que más del 65% correspondían a envoltorios de productos de grandes corporaciones mundiales, con Coca-Cola, Pepsi y Nestlé a la cabeza.

Les siguen en el ranking de empresas más contaminantes: Danone, Mondelez, Procter & Gamble, Unilever, Perfetti van Melle, Mars Incorporated y Colgate-Palmolive, todas multinacionales relacionadas con la alimentación, la higiene y los productos del hogar.

“Estas compañías tienen que elegir, pueden ser parte del problema o de la solución. Si se empeñan en seguir utilizando para sus productos envolturas innecesarias de plástico, seguirán alentando su fabricación y por tanto la contaminación”, señalo Hernández

También te puede interesar:  Promueven capacitación de agua de lluvia

Alrededor de las 100 mil piezas o porciones de plástico recolectadas eran de materiales que son imposible o muy difíciles de reciclar, como el poliestireno, el PVC (cloruro de polivinilo), PET (tereftalato de polietileno) -usado sobre todo en botellas- o el filme de plástico de un sólo uso.

Las empresas dieron su postura ante los señalamientos.

“Compartimos el objetivo de Greenpeace de eliminar la basura del océano y estamos dispuestos a hacer nuestra parte para ayudar a lidiar con este importante reto”, dijo un portavoz de Coca-Cola en un comunicado. La compañía se ha comprometido a recoger y reciclar una botella o lata por cada una que venda para 2030.

Las tres compañías señaladas han realizado promesas sobre sus embalajes para 2025. Coca-Cola asegura que todos sus envoltorios serán reciclables, Nestlé prometió que serán reciclables o reutilizables, mientras que PepsiCo indicó que serán reciclables, compostables o biodegradables.

Nestlé, el mayor procesador mundial de comida y bebida, señalo que es consciente del asunto y está trabajando duro para eliminar plásticos no reciclables. Aseguró que también está explorando diferentes soluciones de empaque y formas de facilitar el reciclaje y eliminar basura plástica.

Contaminación creciente

En la actualidad, la producción de plástico ha alcanzado los 320 millones de toneladas métricas al año y en la próxima década está previsto que crezca en un 40%, lo que aumentará exponencialmente la liberación de gases invernadero, ya que el 90% de los plásticos se producen a partir de energías fósiles y contaminantes.

“Debemos exigir a las corporaciones detrás de estas marcas de consumo masivo que dejen ese mal hábito de sobreempaquetar sus productos y revertir la demanda de más plástico”, indicó Hernández, que lidera este movimiento global tras ejercer como director de Greenpeace en el sudeste asiático entre 2014 y 2018.

También te puede interesar:  Impulsan estudiantes de la UNAM el uso de estufas ecológicas

El informe menciona que estas grandes corporaciones deben asumir su responsabilidad en la contaminación del entorno a varios niveles, ya que la producción de plásticos expone a sustancias nocivas a las comunidades que viven cerca de las fábricas, pero también contaminan los alimentos y productos contenidos en los envoltorios de plástico.

“La población está acumulando en sangre ftalatos (grupo de compuestos químicos principalmente empleados como plastificadores) y otros químicos que alteran el sistema endocrino, además de pagar con sus impuestos el elevado costo de la gestión de los desechos de plástico”, advierten desde el movimiento “Break Free from Plastic”.

El 80% de las 8 mil 300 millones de toneladas métricas de plástico producidas desde 1950 todavía perdura en el medio ambiente, fundamentalmente en los océanos, según estudios recientes citados en el informe mencionado anteriormente.

Desde entonces, solo el 9% de esa cantidad de plástico ha sido reciclada adecuadamente y el 12% incinerada.

La iniciativa “Break Free from Plastic” nació en 2016 con el propósito de abogar por un futuro libre de plásticos, ya que durante el largo proceso de su desintegración liberan gases invernadero, sobretodo metano, que contribuyen al cambio climático.

Este movimiento cuenta ya con el respaldo de unas 6 mil personas y más de 1,300 organizaciones y grupos defensores del medio ambiente como Greenpeace, GAIA o Zero Waste.

 

 

Fuente: Expansión

 

Deja un comentario