Ciudades sin rostro humano

Ciudades sin rostro humano

Los gobiernos  de las capitales deben crear las condiciones para fomentar la participación ciudadana sobre el cómo  y en dónde vivir.

México tiene una tasa de abandono de hogares en los créditos oficiales de 20%, siendo el estándar más alto en Tijuana, Baja California, en donde 60% de las casas se encuentran sin ocupantes, volviéndose sitios ideales para el crimen y la inseguridad. Alicia Ziccardi, directora del Programa Universitario de Estudios de la Ciudad (PUEC) de la UNAM, aseguró en entrevista que este proyecto busca ser espacio de vinculación entre gobiernos y la academia, ya que la realidad actual del urbanismo en México debe transformar la visión de tener y crecer en una urbe sin rostro humano que, entre sus múltiples consecuencias, presenta abandono de hogares que se quedan en el olvido citadino.

LA PROBLEMÁTICA

En el país se estima que son poco más de cinco millones de casas abandonadas y que, en la actualidad, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) colocó alrededor de seis millones de créditos en años pasados, en una acción de sobreproducción. Ziccardi apunta que “México comparte en urbanismo muchos problemas con ciudades de todo el mundo, en especial con América Latina; por ello, se deben revisar las políticas de vivienda, promover un urbanismo más social, no sólo en el rigor técnico, sino que se considere la oferta de vivienda y de condiciones de habitabilidad que ha generado muchos conflictos sociales, siendo ahí donde se debe tener más atención a este tema social”.

Cabe recordar que las políticas de vivienda en el pasado surgieron de la necesidad social, pero hoy día son más políticas del sector económico, llevando a que no se tiene una adecuación de los hogares de interés social para tener barrios y ciudades de mejor calidad de vida. El PUEC, comenta Ziccardi, trabaja en entender los retos que presenta la complejidad de los problemas urbanos de nuestro país, y que requiere de diversos estudios para contribuir a reposicionar el tema de las ciudades en la agenda pública nacional.

También te puede interesar:  Las 9 ciudades más baratas en Europa

Por su parte, Diane Lane, catedrática en urbanismo de la Universidad de Harvard, asegura que la vivienda abandonada es enorme en México y sus soluciones se deben analizar desde la multidiversidad de los temas que ocurren alrededor de éste. El abandono de vivienda no es un proceso único, sino que es un hecho muy complejo, y casos como Tijuana muestran que existe un gran desajuste entre la teoría y la realidad.


UNA REALIDAD

A diario el Infonavit otorga 1,500 créditos nuevos para vivienda, pero la realidad indica que 20% de estos hogares serán abandonados por sus propietarios.


MILLONES DE HOGARES SIN DUEÑOS Y CALLES EN EL OLVIDO

El tema de abandono de los hogares es una problemática nacional generada por casi cinco millones de viviendas abandonadas en el país. El Infonavit informó que de las viviendas abandonadas, cinco de cada 10 se ubican en Tamaulipas, Chihuahua, Nuevo León, Estado de México, Jalisco y Baja California.


hogares y calles en el olvido
FOTO: ELIZABETH RUIZ /CUARTOSCURO.COM

LATINOAMÉRICA, UN CAOS URBANO

Diane Lane indicó que para entender la política de urbanización, las ciudades latinoamericanas deben poner especial énfasis en el papel que la política y la gobernabilidad desempeñan en el establecimiento de la estructura social y espacial de las urbes de rápido crecimiento. En términos generales, Lane asegura que las metrópolis están creciendo desordenadamente, lo cual es malo para el urbanismo. En el caso de México en específico, las periferias son un caos y eso se debe frenar, reintegrando a la población satélite.

El crecimiento espacial debe ser manejado con nuevas intervenciones de densificación urbana y humana. Se requiere de mucho trabajo, dinero y participación social para que las ciudades y las viviendas abandonadas sean atendidas. “Este tema en México requiere mucho trabajo, pero tengo optimismo de que existen soluciones; sin embargo, ello va desde el empleo para la gente hasta la inseguridad, así como la inversión en la propia casa”, concluyó Diane.

SE ESTIMA QUE EN MÉXICO HAY CASI CINCO MILLONES DE VIVIENDAS ABANDONADAS.

Deja un comentario