Sídney: Urbanismo Inteligente

Sídney: Urbanismo Inteligente

Sídney es considerada Smart City por su desarrollo y urbanismo ordenado, ¿Cómo lo ha logrado?

Por Pablo Hernández Lodigiani > @Pablohelo

Sídney ha demostrado su urbanismo a través de una ordenación física ejemplar y un desarrollo inteligente a través de sustentabilidad y administración ecológica. No obstante, el urbanismo no es una disciplina estática, como explica el geógrafo urbanista español Jordi Borja, ya que debe adaptarse a situaciones cambiantes.

CON MIRAS AL FUTURO

A pesar de su distinguido progreso, economía activa y buena capacidad de respuesta ante la urgencia de atender y recibir migrantes, la ciudad australiana aún está por enfrentarse a retos de vital importancia para poder presumir ese crecimiento ciudadano que la distingue como Smart City. La infraestructura antigua y las constantes olas de calor son amenazas que aquejan el desarrollo urbano de la ciudad. Igualmente la necesidad de atender la salud pública, combatir la generación de contaminación y mejorar la red de distribución son algunas de las necesidades por las que se sigue trabajando en el panorama de desarrollo urbano.

En Sídney existe un plan metropolitano que tiene extensión hasta el 2036, desarrollado por el Estado de NSW (New South Wales Government), que explica el plan urbano que se tiene para construir arriba de 36 mil conjuntos de vivienda cada año con el 30% de su totalidad compuesta por áreas verdes, dedicando el restante 70% al desarrollo de la densificación social. Además, se pronostica que de ahora en adelante, cada década aumentará en un 16% la población total, lo que pinta un escenario de sobrepoblación que debe atenderse a la brevedad, ya que podrá verse fusionado con la vivienda social que padece de un músculo frágil en Australia.

También te puede interesar:  Beneficios urbanos olímpicos duran sólo dos semanas

SUSTAINABLE SYDNEY 2030

Se ha demostrado que para Sídney es indispensable una planeación urbana empatada con el desarrollo del medio ambiente, lo que favorecería enormemente a los actores de la vía pública. Propone cinco grandes cambios: constituir un centro de la ciudad dinámico y atractivo, un sistema de transporte totalmente repensado, una urbe que integre la naturaleza, comunidades urbanas vivas, así como un desarrollo urbano duradero y global.


EL PROYECTO SE PLANTEA OBJETIVOS A ALCANZAR EN 2030:

  • Construir un centro dinámico y atractivo que proteja el medioambiente, pero que no descuide lo económico y lo social.
  • Crear un sistema de transporte urbano que incluya una red de tranvía urbano, compartido y la promoción de sistemas de auto compartido la creación de una red de vías para los ciclistas y peatones.
  • Integrar la naturaleza a la ciudad con la plantación de 800 nuevos árboles en la ciudad cada año, la extensión de los espacios verdes urbanos, la creación de Raingarden que permita retener y filtrar el agua de lluvia y la creación de una granja urbana para fomentar el cultivo de huertos.
  • Procurar el equilibrio socio-territorial global con mini centros-ciudades que ofrezcan todos los servicios necesarios a unos minutos de ellos.

 

Deja un comentario