Indicadores de sustentabilidad urbana para una mejor calidad de vida en las ciudades

Indicadores de sustentabilidad urbana para una mejor calidad de vida en las ciudades

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la población urbana ha aumentado de manera exponencial –desde 751 millones en 1950 a 4 mil 200 millones en 2018-

En varias ciudades del mundo, el crecimiento urbano descontrolado, aunado a la falta de planificación, ha generado importantes desequilibrios territoriales, desigualdades sociales y exclusión, así como incremento de los problemas de habitabilidad de las áreas urbanas.

Es evidente que las ciudades y las áreas metropolitanas seguirán creciendo en los próximos años, como también lo harán los desafíos por atender; el principal será hacer frente al aumento de la población urbana, lo que implica crear ciudades que estén en capacidad de atender de manera sustentable, responsable y eficiente a las nuevas y actuales generaciones, a través de la oferta de soluciones adecuadas de vivienda, cobertura de servicios y alternativas de movilidad urbana.

A continuación las siguientes áreas engloban los indicadores de sustentabilidad urbana a seguir:

  1. Salud ambiental. Es importante determinar y establecer criterios que, según los tipos de contaminantes y los niveles permisibles de contaminación (aire, agua, ruido, entre otros), no tengan un efecto dañino en la salud de los seres humanos, la flora y fauna existentes o bien impacten de manera negativa al hábitat construido.
  2. Calidad de vida de los habitantes. Se caracteriza por la construcción de actividades sociales, culturales y económicas que garanticen la convivencia, recreación, desarrollo individual y colectivo a través de espacios deportivos, respeto a los derechos humanos y diversidad de creencias religiosas, creación de empleos, protección al patrimonio histórico y cultural de la ciudad.
  3. Minimizar el costo ambiental. Debe procurarse que el accionar urbano ambiental orientado a los indicadores de salud ambiental y calidad de vida no implique un enorme costo ambiental para ciudadanos y ecosistemas de localidades o regiones circundantes y de otros países o continentes, en fin, del mundo entero.
También te puede interesar:  Arquitectura de emergencia

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la población urbana ha aumentado de manera exponencial –desde 751 millones en 1950 a 4 mil 200 millones en 2018– y continuará con esta tendencia.

Según la ONU, el crecimiento previsto estará altamente concentrado: el 90 % tendrá lugar en los países de África y Asia, y tan solo India, China y Nigeria representarán el 35 % con 416 millones, 255 millones y 189 millones de habitantes respectivamente.

Fuente: Publicado en “Bien Común y Gobierno”, México, año 6, núm. 72, noviembre de 2000. Indicadores y Retos para el Desarrollo Urbano, UNAM.

Deja un comentario